Scroll to top

Entendé qué son los Estados Financieros, para qué sirven y cuáles son sus principales tipos

Cuáles son los Estados Financieros de una empresa

Los Estados Financieros constituyen uno de los recursos más utilizados por emprendedores y profesionales contables para obtener un panorama completo sobre la situación económica y patrimonial de cualquier negocio. Sin embargo, aún existen algunas dudas sobre cuáles son, cuándo se presentan y de qué manera se estructuran.

A lo largo de este post te explicamos todo sobre estos documentos contables, su importancia para la toma de decisiones y, por supuesto, los tipos que existen. ¡Leé atento y apuntá cada detalle!

¿Qué son los Estados Financieros y para qué sirven?

Los Estados Financieros son los documentos que muestran toda la información sobre la situación económica y patrimonial de una empresa, así como los resultados económicos obtenidos durante un periodo determinado, proporcionando información útil para la toma de decisiones.

Asimismo, son una herramienta fundamental para analizar la evolución del negocio o en caso de querer solicitar financiamiento ante inversores e instituciones financieras; incluso sirven para conocer y determinar el pago de tus obligaciones fiscales.

>> Aprendé a hacer un informe contable profesional y obtén datos valiosos sobre  el estado de tu negocio. ¡Descargá nuestra guía gratuita! <<

¿Cuáles son los estados financieros? Conocé los 5 tipos que existen

1. Balance General o de Situación

El Balance General —también conocido como Balance de Situación— es el documento que reúne información referente a los activos (lo que tiene), pasivos (lo que debe) y patrimonio (capital social y ganancias) de una empresa. Su principal objetivo es mostrar la situación financiera y patrimonial de la organización en un momento determinado.

Por lo general, el Balance se elabora a final de año, al cerrar el ejercicio contable, pero lo aconsejable es actualizarlo con regularidad para realizar un seguimiento más exhaustivo del desempeño financiero, corregir errores y tomar acciones que guíen mejor a tu empresa.

Veamos cómo se estructura un Balance General.

  • Activos. Son todos los bienes que posee una empresa. Incluye tanto el activo corriente como no corriente y diferido.
  • Pasivos. Dentro de esta categoría están las deudas y obligaciones de la compañía. Se clasifican en tres tipos: corrientes o circulantes, no corrientes y diferidos.
  • Patrimonio Neto. Son las aportaciones de los socios o propietarios y las ganancias que la empresa haya obtenido. Calcular el Patrimonio Neto no es una tarea complicada. Primero tenés que sumar todos los elementos del activo, incluyendo corrientes y no corrientes; luego, obtené el total del pasivo corriente y no corriente. Con estos dos datos en la mano podés aplicar la siguiente fórmula para determinar la cifra final:

Patrimonio Neto = Activos – Pasivos

Balance General

Estructura Cuentas que lo integran Pertenecen a estas cuentas
Activo
  • Corriente
  • No corriente
  • Diferido
Efectivo (ya sea en caja o en cuentas bancarias), cuentas por cobrar, inventario, maquinaria, equipos de transporte, bienes muebles, arrendamientos anticipados, seguros pagados por anticipado, entre otros.
Pasivo
  • Corriente
  • No corriente
  • Diferido
Impuestos por pagar, obligaciones o deudas con el banco, ingresos recibidos por anticipado, pago a proveedores, etc.
Patrimonio
  • Patrimonio neto
Capital social, utilidades del periodo anterior, etc.

 

Aprovechá también para leer nuestro artículo sobre el Libro Mayor, una herramienta que te ayudará a controlar la contabilidad de tu negocio.

2. Estado de Resultados o Cuenta de Pérdidas y Ganancias

El Estado de Resultados es uno de los Estados Financieros básicos más importantes para las empresas. Detalla todos los ingresos, costos y gastos que tuvo en un período de tiempo determinado (puede ser mensual, trimestral o anual) con el fin de determinar si se han generado pérdidas o ganancias.

Está compuesto por nueve cuentas que nos permiten conocer a ciencia cierta cómo se ha comportado la empresa, incluyendo: Ventas, Costos de Ventas, Utilidad o Margen Bruto, Gastos Administrativos, Utilidad Operacional, Gastos Financieros, Utilidad antes de Impuestos, Impuesto y Utilidad del Ejercicio.

3. Flujo de Caja

El Flujo de Caja no es más que un estado financiero que resume la cantidad de efectivo que entra y sale del negocio en un período contable. Básicamente, se trata de uno de los indicadores más valiosos para determinar la liquidez e identificar posibles problemas de efectivo.

Existen dos métodos para determinar el Flujo de Caja: directo e indirecto. Ambos métodos consideran las actividades operativas (pagos de efectivo), de inversión (compra de maquinaria, inversiones inmobiliarias) y de financiamiento (emisión de acciones, pago de deudas).

4. Estado de Cambios en el Patrimonio Neto

Este Estado Financiero muestra las variaciones en las cuentas del Patrimonio de un período a otro. Está compuesto principalmente por dos bloques: el Estado de Ingresos y Gastos Reconocidos y el Estado Total de Cambios en el Patrimonio Neto.

El primero recoge los movimientos del ejercicio relacionados con los ingresos y gastos. El segundo, resume los cambios contables realizados durante el año comercial y que afectaron el Patrimonio Neto.

5. Notas

Son un documento de apoyo para cada uno de los Estados Financieros. Detallan los criterios más significativos de los datos presentados y otra información explicativa que se presenta en estos informes.

Su objetivo es que cualquier usuario pueda tener un mayor contexto y comprender cómo se hicieron, las políticas contables utilizadas, entre otros aspectos.

Si querés llevar un control riguroso de las operaciones de tu empresa, no dejes de acceder a este artículo en el que te contamos todo sobre el plan de cuentas.

[CTA][UY]PRODUCTO][4][SIMPLIFICAS TUS PROCESOS CONTABLES]

¡Optimizá tus procesos contables con Siigo|memory!

Al adoptar un software contable en tu empresa podrás registrar de manera oportuna y correcta una gran cantidad de información financiera. A diferencia de una hoja de cálculo en Excel, esta solución recopila, clasifica y procesa cada uno de los movimientos de forma automática, lo que se traduce en mayor eficiencia y productividad.

Lo mejor de todo es que obtenés estadísticas, informes analíticos y de negocio en pocos minutos. Estos son precisos y te permiten tomar decisiones más acertadas para aumentar el crecimiento de tu pyme.

¡No lo pienses más! Empezá a implementar un software contable como el que Siigo|memory tiene para vos, verás como tus procesos contables se optimizan y podés enfocarte en impulsar el crecimiento de tu negocio.

[CTA][UY][CONTENIDO][4][INFORME CONTABLE PROFESIONAL]

Escrito por Lizeth Restrepo Arboleda

Comunicadora periodista con más de 7 años de experiencia en redacción de textos para diferentes sectores, gestión de redes sociales y administración de CMS. Mi objetivo es escribir contenidos que ayuden a contadores y empresarios a ampliar sus conocimientos y resolver sus desafíos más complejos.

Software Administrativo en la Nube Memory

Publica un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *