Scroll to top

Utilidad: ¿qué es, cómo calcularla y por qué es importante para tu negocio?

Utilidad en contabilidad

La utilidad es uno de esos conceptos básicos e indispensables en el mundo de la contabilidad; por lo que comprender de qué se trata resulta fundamental para tomar decisiones que aseguren el buen funcionamiento de tu negocio, sin importar su tamaño.

El cálculo de esta métrica puede ser complejo, por eso traemos para vos este práctico artículo en el que conocerás lo qué es la utilidad en contabilidad; además, te compartiremos otros indicadores que pueden ser relevantes para tu emprendimiento. ¿Preparado? Entonces, ¡comenzá a tomar nota!

¿Qué es la utilidad?

En contabilidad, la utilidad hace referencia a la ganancia (o pérdida, si el resultado final es negativo) obtenida en el desarrollo de un negocio, después de restarle a los ingresos todos los costos y gastos de producción o comercialización del producto. Es decir, son los recursos que obtiene tu negocio de sus operaciones después de descontar los gastos operativos, financieros e impuestos.

Es un indicador fundamental para el crecimiento y desarrollo de tu pyme, así como para saber si realmente se está generando algún beneficio. Pensá en esto: si no sabés con exactitud qué porcentaje recuperás del dinero que invertís en un negocio, ¿cómo podés determinar si vale la pena seguir adelante?

La fórmula para obtenerla es la siguiente:

Utilidad en contabilidad

IMPORTANTE: Debés tener presente que la utilidad no es un sinónimo de rentabilidad. Si bien se trata de dos métricas contables muy importantes, cada una tiene características y funciones diferentes. Con la utilidad podés determinar si estás obteniendo dinero o no después de cubrir los costes y gastos asociados al producto o servicio que ofreces. Mientras que la rentabilidad se calcula como un porcentaje y es una medida de la eficiencia de las inversiones que hace una empresa para obtener ganancias.

El ERP más completo de Uruguay

Tipos de utilidad

La utilidad de un negocio se divide en dos: neta y bruta. Veamos de qué se trata cada una:

Utilidad neta

Corresponde al resultado que arroja la pérdida o la ganancia final que obtuvo la empresa luego de haber cumplido con sus gastos financieros (por ejemplo, los intereses por cuotas de crédito), operativos (como sueldos, renta o servicios) e impuestos. Es el principal indicador del nivel de rentabilidad de tu compañía y se encuentra en la última línea del estado de resultados o de pérdidas y ganancias.

Utilidad bruta

Representa la diferencia entre las ventas y el costo de ventas. Básicamente, es el indicador que te permite conocer el valor final obtenido tras la venta de un producto, restando de este valor los costes empleados en su fabricación. No contempla los gastos operativos ni los impuestos u obligaciones, solo contempla los gastos variables.

¿Para qué sirve conocer estos indicadores?

La verdadera importancia de estos indicadores radica en el análisis que realices de sus resultados. Solo así podrás tomar decisiones estratégicas e inteligentes: basadas en datos y no en suposiciones, especialmente si tenés una empresa pequeña y estás buscando impulsar su crecimiento.

Así que, mantenete atento al progreso de tu empresa, identificá las posibles deficiencias y ve haciendo los ajustes necesarios para que los procesos fluyan sin inconvenientes. De lo contrario, probablemente tendrás dificultades.

Dicho esto, hay otros elementos que debés considerar si lo que querés es mejorar la gestión operacional de tu pyme.

1. Gestioná y optimizá tus operaciones

Las líneas de producción pueden optimizarse a través de diferentes acciones. Por ejemplo, un análisis constante de los precios de las materias primas y de los que ofrecen los proveedores, un ajuste permanente de la producción según el nivel de demanda, un manejo más eficiente del inventario.

En este punto, es vital contar con un software que permita administrar el inventario sin complicaciones. Memory, por ejemplo, cuenta con el Sistema para la gestión de inventarios más completo e intuitivo con el que mantenés tu stock siempre al día y bajo control, porque cuenta con las funcionalidades más top del mercado con las que además vas a poder:

  • Organizar tus artículos por distintas variantes de producto
  • Administrar los pedidos pendientes por cliente o totalizado
  • Generar automáticamente órdenes de compra a los diferentes proveedores
  • Conocer el detalle de los artículos pendientes de remitir o remitos pendientes de facturar
  • ¡Y muchísimo más!

 

¿Querés saber cómo reducir los gastos en tu empresa? Hacé clic acá y no te pierdas estos 3 consejos que te proponemos.

 

2. Realizá compras inteligentes

Este punto va de la mano con el anterior y simplemente se trata de seguir tres reglas: tené en cuenta la cantidad exacta de insumos y materia prima que necesitás para producir, asegurate de que los proveedores te están dando el mejor precio y conocé cuáles son las áreas o puntos del área de producción en los que debés invertir más.

Así podrás mantener los costos controlados sin arriesgar la calidad de los productos o servicios. Un consejo útil es no contar con demasiados proveedores y mantener la mejor relación con ellos. Esto también te ayudará a aumentar la satisfacción del cliente.

3. Fortalecé tu plan de marketing

En la actualidad no basta con promover productos y servicios, también hay que generar conversaciones relevantes con nuestra audiencia objetivo para que conozcan nuestra marca y que, en determinado punto, sientan confianza.

¿Cómo lográs esto? Con un mensaje de marca poderoso que se refleje en contenidos útiles publicados a través de un blog, un newsletter, redes sociales, un pódcast o videos. Elegí los canales más efectivos, verificando en dónde están tus clientes.

4. No te olvides de tu plan de negocios

Por último, pero no menos importante, no descuides tu plan de negocios. Actualizalo de manera continua y asegurate de que tu emprendimiento va por el buen camino.

Entonces, ¿cómo se calculan?

Hacer el cálculo no es una tarea complicada. Una vez que entendés de qué se trata, solo basta con tener las siguientes fórmulas:

Utilidad bruta

La utilidad bruta la obtenemos así:

Utilidad bruta

Utilidad neta

La fórmula para calcular la utilidad neta es:

Utilidad neta

Veamos qué significa cada componente en las métricas:

  • Ingresos

Son todas aquellas entradas económicas provenientes directamente de la actividad comercial, sumando al patrimonio de la organización. Estos son de naturaleza crédito, por lo tanto, siempre deben estar registrados en el “HABER”.

  • Gastos

Un gasto es un egreso o una salida de dinero que una empresa o persona paga por la compra de un producto, un bien o un servicio. Pueden estar relacionados con la fabricación del producto y con la administración de diferentes áreas, como contabilidad y logística.

  • Impuestos

Son los pagos que realizás al Estado de las obligaciones tributarias con base en las ganancias recibidas.

Software para pymes

¿Cómo registrar correctamente tus utilidades?

Para tener un mejor registro, nada mejor que un software contable. En Memory te brindamos una herramienta que además de ayudarte con el registro detallado de toda las operaciones de tu pyme, también es una herramienta eficaz para el análisis de información, con la que además tenés…

  • Estados contables y financieros configurables según tus necesidades
    ¡Y lo mejor de todo!: tus datos se almacenan de forma segura en la Nube

Ahora sí, ¡ya estás listo para registrar y medir la utilidad y sacar las cuentas de tu pyme como un experto! Si aún no utilizás ninguna de las soluciones tecnológicas de Memory, hacé clic acá, llená nuestro formulario y un asesor te brindará mayor información. ¡No esperes más!

Software Administrativo en la Nube Memory

Publica un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.